Como mejorar el aprendizaje de nuestros hijos

Muchos preguntan qué es la PNL? En realidad, lo que todos quieren saber es para qué puede servirles, cuáles son los beneficios que tiene la PNL para su vida…

En un lenguaje “no técnico” la PNL (siglas de Programación Neurolingüística) ofrece técnicas para lograr resultados casi instantáneos para muchos de los problemas que nos aquejan en la vida diaria.

Hoy voy a darte un ejemplo de cómo, usando PNL, puedes afectar en forma contundente y extrema la educación y el aprendizaje de tus hijos.

Juan era un chico callado, “con pocas luces” a nivel intelectual, en el decir de su primeros maestros, que no se integraba socialmente. Mientras hacía sus estudios sobre la importancia del estímulo en el aprendizaje efectivo, la doctora Truman conoció el caso de Juan. Y, convencida del talento “oculto” del niño, de que se trataba de un diamante en bruto, se relacionó con él en forma personal: alentaba al niño todo el tiempo, le decía que creía en él, que sabía que era una persona especial y que tenía un destino muy grande, y, sobre todo, le brindó todo su afecto, algo de lo que Juan había carecido toda su vida.

Las habilidades del chico parecieron despertar de su letargo, y, en forma sorprendente para todos (menos para la doctora Truman), Juan era realmente un pequeño genio: realizaba razonamientos y síntesis muy complejas para su edad, era capaz de resolver problemas en un tercio del tiempo que sus compañeros, y mejoró también, notablemente, en su integración al grupo.

Todo el tiempo se trataba de la misma persona. ¿Cómo puede ser un cambio  tan radical? Ejemplos similares podemos encontrar a lo largo de la historia, con genios como Einstein, que era considerado “retardado” por sus maestros.“Ahora, muy lindo todo, pero ¿para qué me sirve saber todo esto en mi vida?” te dirás…

El ejemplo tiene muchísimas aplicaciones prácticas y derivaciones, pero para no hacerla más larga, te daré uno solo:Te invito a que pruebes lo siguiente:. cuando corrijas a tu hijo/a, no lo reprendas con gritos, diciéndole “eres malo” (y muchos menos con golpes, que crean asociaciones negativas). Trata de hacerlo con firmeza y con amor. Por ejemplo, “hiciste esto que está mal, pero sé que eres una persona con un gran corazón y no lo harás más” con una caricia en la cabeza. Tu tono de voz debe transmitirle seguridad de que, si vuelve a hacer algo así, sufrirá las consecuencias (una penitencia suele ser efectiva) pero le estás diciendo a su inconsciente que él es una persona de bien que se equivocó, que cometió un error, y, al mismo tiempo, le brindas tu afecto incondicional y la confianza que necesita.Todo esto, a nivel mental (neurológico) produce efectos totalmente diferentes que el reto negativo o los golpes.
Si estás interesado en conocer más técnicas para estimular el aprendizaje de tus hijos, para resolver conflictos familiares, para modificar problemas de conducta, miedos y fobias en los niños o adultos en forma efectiva y definitiva, te invito a que te suscribas a mi curso práctico de PNL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *