Ventajas de asistir a la universidad

La universidad no es solo una institución avocada a la enseñanza en materias específicas, sino, que promueve el estudio del conocimiento universal de todas las cosas. Es la etapa en la que descubrimos quienes somos, y en qué especialidad nos sentimos más cómodos, tanto intelectual, como emocionalmente.

Asistir a la universidad es una experiencia llena de variedad, en la que nos encontramos con una multitud de personas con conocimientos, culturas y actitudes diferentes. No solo nos formamos como profesionales, sino, como personas.

Son muchas las ventajas que se hacen notar cuando se asiste a una institución universitaria, tanto como experiencia académica, como personal; sin embargo, hay algunas de carácter un poco más técnico que es necesario mencionar.

  • Mejores prospectos de empleo: La principal razón del por qué muchas veces nos sintamos ansiosos por llegar a esta etapa, es porque es el principio del futuro; En principio, asistimos a la universidad porque es una apuesta segura a la hora de encontrar mejores empleos; y resulta ser bastante cierto. Una persona sin estudios universitarios, tiene más contratiempos para encontrar un trabajo pues, el mercado laboral resulta ser muy demandante.

  • Remuneración: La idea de encontrar un trabajo ideal, en primera instancia, significa trabajar en un área que, según nuestras capacidades, nos permita costear nuestras necesidades, tanto básicas, como caprichosas.

  • Experiencias interpersonales: Una de las cualidades más maravillosas de asistir a la universidad es, que nos da la oportunidad de compartir con personas diferentes; dentro de las cuales, es posible que se halles esos amigos que nos duran toda la vida.

  • Conocimiento: Entre la integración de las materias que elegimos y las personas que conocemos, se crean conocimientos, tanto académicos, como sociales. Es una oportunidad para conocer cómo funciona el mundo en sus tecnicismos, y este conocimiento universal, nos permitirá enfrentar la vida más adelante.

  • Una vida familiar: Si se desea contar con la posibilidad de tener la estabilidad económica suficiente para tener una familia, es necesario contar con un empleo que nos provea los recursos suficientes. Una casa, un auto, un seguro de vida, vacaciones… son cosas con las que la mayoría sueña, y esto, es muy posible gracias a la remuneración que otorga un trabajo que se ha conseguido con esfuerzo gracias a años de estudios. Seguro, hay otras formas de obtener el dinero para una familia, sin embargo, la universidad es la vía más segura.

  • Un ocaso tranquilo: Al transcurrir el tiempo, después de estudiar, trabajar, tener familia, viajar… llega el momento de planear como se piensa pasar el resto de una buena vida. Una madurez sin la preocupación del dinero, pagar los estudios de los niños, consentir a la pareja con hermosos regalos, agasajar a los amigos con reuniones inolvidables… No se trata de que, las personas que no asistan a la universidad no puedan gozar de una vida memorable; sin embargo, este factor resulta fundamental en muchas áreas de la vida diaria.

Si has escuchado a alguien decir: ¨ ¿por qué no fui a la universidad? Es por una razón. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *