Tu cuerpo necesita vitamina D y te envía señales para ello

La vitamina D es soluble en grasa e influye en una gran medida en varios sistemas de nuestro cuerpo, ya que garantiza que el suministro de calcio a nuestros huesos y fortalece nuestro sistema inmunológico. Normalmente obtenemos esta vitamina por medio de los alimentos, los suplementos y por los rayos del sol, pero cuando algo sale mal y enfrentamos una deficiencia de vitamina D, nuestros sistemas puede no llegar a funcionar adecuadamente y tener un bajo nivel de esta vitamina puede llegar a ser peligroso. Aquí tienes algunas señales de que te hace falta vitamina D:

¡Eres más inteligente de lo que crees!

Sudoración excesiva en la cabeza

Existe una amplia variedad de síntomas que indican que el nivel de vitamina D es bajo y la sudoración excesiva es uno de los recién nacidos como uno de los primeros signos de la falta de esta vitamina. Esta se hace más notoria en los adultos en la cabeza en comparación con el resto del cuerpo. Si tu cabeza empieza a sudar mucho, esto puede que este relacionado con la falta de vitamina D en tu cuerpo, por lo que es mejor que vayas a consultarlo con un médico.

Dolor en los huesos

La falta de dicha vitamina es perjudicial para la capacidad del cuerpo para llevar el calcio al tejido óseo, lo que puede provocar osteomalacia o debilitamiento de los huesos. La diferencia de esta esta muy asociada con muchos de los dolores musculoesqueléticos, en particular, con el dolor y la sensibilidad de la tibial. Es por ello que se recomienda asegurar un consumo diario de vitamina D para evitar el dolor óseo, fracturas óseas y cualquier otra enfermedad relacionada, como la osteoporosis.

Dolor muscular

La falta de vitamina D no solo afecta a los huesos sino también a los músculos. Esto puede causar un dolor intenso en todos los músculos, debilidad, disminución de la masa muscular y una mala recuperación muscular después de una intensa actividad física. Los niveles bajos de vitamina D también puede causar dolor crónico generalizado en el cuerpo, lo que se conoce como uno de los principales síntomas de la fibromialgia.

Sistema inmunológico débil

Esta vitamina en especial juega un papel muy importante en el apoyo de nuestro sistema inmunológico. Sin embargo, los médicos, sin saberlo, comenzaron a usar esta vitamina para tratar infecciones hace mucho tiempo de que se descubrieran los antibióticos. Los pacientes con tuberculosis, por ejemplo, fueron enviados a sanatorios donde fueron expuestos mucha luz solar que, como pensaron los médicos, mató directamente la infección. Por lo tanto, si sufres de infecciones virales, los bajos niveles de vitamina D pueden ser la razón.

Fatiga y debilidad

La fatiga y el cansancio son dos acompañantes de la rutina y todo debido a nuestro estilo de vida ocupado. Sin embargo, resulta que la falta de vitamina D en el cuerpo también puede estar involucrada, dado a que muestra una grave reducción de la fatiga luego de haber obtenido más de esta vitamina.

Curación lenta de las heridas

Se ha comprobado científicamente que la suplementación de vitamina D da como resultado una reducción significativa de las heridas de personas con úlceras en el pie diabético. Se cree que esta vitamina tuvo un efecto positivo en la estabilización de los niveles de glucosa y colesterol en la sangre. Si tus heridas sanan lentamente, presta atención a tus niveles de vitamina D.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *